Al fin de proporcionar un conjunto de carteras ampliamente diversificado y organizado para inversores católicos, CBIS emplea un enfoque de gestión de gestores para el desarrollo y la administración de carteras. Por medio de una profunda investigación y análisis, contratamos a los que pensamos que son los mejores gestores de activos en el sector.

Trabajamos estrechamente con nuestros gestores de activos para desarrollar cada cartera: ellos eligen inversiones en empresas que proporcionen equilibrio a aquellas que hemos excluido y que ofrezcan perfiles de rentabilidad similares. Ofrecemos un abanico de opciones para acceder a nuestras estrategias, incluyendo fondos mancomunados institucionales y cuentas separadas, con inversiones en renta variable, renta fija, e inversiones alternativas. Al poner en común los activos de inversión de nuestros participantes, podemos invertir mayores cantidades y trabajar con gestores de inversiones que, de lo contrario, no estarían disponibles a inversores institucionales con carteras más pequeñas.

Con una supervisión continua, vigilamos las elecciones de nuestros gestores de activos para garantizar tanto que logren rentabilidades financieras competitivas como que sigan dando apoyo a las creencias católicas de los inversores.