El plan de continuidad del negocio de CBIS está diseñado para crear un marco en el que responder de manera eficaz y resiliente a una disrupción significativa del negocio. Durante un evento de disrupción del negocio, CBIS tratará de salvaguardar el interés de sus participantes, las vidas de los empleados y la propiedad de CBIS. CBIS hará esto realizado una evaluación financiera y operativa y tratando de recuperar rápidamente y reanudar las operaciones normales, proteger sus libros y registros y datos, y permitir a los participantes que realicen sus operaciones.

El plan de CBIS anticipa dos tipos de disrupciones significativas del negocio: internas y externas. Las disrupciones internas afectarían solamente a la capacidad de CBIS de comunicarse o hacer negocios, como un incendio en una de nuestras oficinas. Las disrupciones externas impedirían el funcionamiento de los mercados bursátiles o de una serie de empresas, e incluyen un atentado terrorista, la inundación de una ciudad, o una disrupción regional a gran escala. La respuesta de CBIS a una disrupción externa se basa más en otras organizaciones y sistemas, especialmente en las capacidades de la policía local y de los bomberos y de nuestro custodio principal y otros custodios elegidos por los participantes.

El plan de continuidad del negocio de CBIS describe procedimientos que la empresa seguirá para: 1) la destrucción total o la inaccesibilidad de una oficina; 2) el daño a, o el robo de, equipos telefónicos o informáticos críticos; 3) la destrucción parcial de una oficina o de un equipo; 4) la pérdida de archivadores de papel; 5) apagones; 6) incendios; y 7) la pérdida de personal clave por una muerte súbita u otra calamidad. CBIS tiene oficinas funcionando en Nueva York (Nueva York), Chicago (Illinois), y San Francisco (California). En el caso de destrucción total o inaccesibilidad a una de nuestras oficinas, moveremos a los empleados a una de nuestras otras oficinas o bien trabajarán remotamente desde su residencia o una ubicación temporal. Hay medidas para recuperar toda la información necesaria de las cuentas, los sistemas operativos y el equipamiento, para redirigir llamadas de teléfono y correos, y para notificar a los bancos, a los gestores de activos, a los comercializadores y a los proveedores. CBIS no prevé que la destrucción o inaccesibilidad de una de nuestras oficinas detenga nuestra capacidad de hacer negocio. Si resultaran destruidas las tres oficinas o quedaran inaccesibles simultáneamente, CBIS trabajaría por reanudar las operaciones en un lapso de veinticuatro horas desde su espacio temporal de oficinas.

Este plan está sujeto a cambios. Cuando se modifique el plan, se publicará un resumen actualizado en el sitio web de CBIS. Los participantes también podrán obtener el resumen actual y las actualizaciones solicitando una copia escrita por correo.

.